El ciclo circadiano y la alimentación nocturna.

 

Nuevos estudios sobre la alimentación  añaden patrones novedosos  compatibles con una buena salud, que pueden ser la clave del éxito para personss con hábitos nocturnos, o con profesiones de turnos poco convencionales.

ciclo-circadiano2

 

¿PODRÍA SER UN MÉTODO SANO DE ALIMENTACIÓN EL AYUNO ALGUNOS DÍAS A LA SEMANA?
El ayuno intermitente, o sea, con períodos de abstinencia voluntaria de comida y bebida, se practica en todo el mundo desde la antigüedad. Pueblos y culturas del mundo antiguo, así como estudios antropológicos y religiosos, proporcionan datos sobre diversas formas y tipos de ayunos. La moda y el interés por el buen cuidado del cuerpo y el mejor mantenimiento de la salud, han sacado de los archivos estas publicaciones y recomendaciones olvidadas desde hace cientos o miles de años.
Estudios dietéticos realizados en Estados Unidos, y publicados en 2015 por el Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics sugieren que el ayuno intermitente podría ser un enfoque prometedor para mejorar la salud metabólica para las personas que pueden tolerar intervalos de ninguna o escasa alimentación en ciertas horas del día o ciertos días de la semana. Si se mostrara que son eficaces, estos sistemas de alimentación podrían ofrecer enfoques no farmacológicos prometedores para mejorar la salud a nivel poblacional con numerosos beneficios para la salud pública.

 

ciclo circadiano

 

El ayuno en días alternos.
El ayuno en días alternos modificado produce descenso del peso y reducciones en los valores de insulina, mejoras en los valores de los lípidos y disminuciones de los factores inflamatorios.
Los patrones de alimentación que reducen o eliminan la alimentación durante la noche y prolongan el intervalo de ayuno nocturno podrían producir mejoras sostenidas de la salud, más aún, cuanto más largos sean los intervalos de ayuno nocturno (hasta 12 horas).
Los estudios han sido realizados con animales, casi todos roedores, y los resultados cambian cuando son realizados con seres humanos.
Mejorías.
El ayuno en días alternos en animales redujo el colesterol y los triglicéridos (TG) plasmáticos y tuvo efectos beneficiosos sobre factores de riesgo del cáncer, también se produjo un descenso considerable de peso.
Las personas obtuvieron mejorías significativas en los marcadores inflamatorios, entre ellos la proteína C reactiva y el factor de necrosis tumoral alfa. Un pequeño número de participantes (< 15%) informó efectos colaterales negativos, como sensación de frío, irritabilidad, baja energía o hambre. No obstante la mayoría obtuvieron mejorías en el estado de ánimo, entre ellas disminución de la tensión, la ira, la fatiga y aumento de la confianza en sí mismos. Algunos refirieron tener bastante hambre al final del estudio (dos días de ayuno por cada cinco de alimentación normal), no que haría que estos individuos no pudieran realizar este tipo de alimentación. También disminuciones comparables de la masa de grasa visceral, la insulina en ayunas y la resistencia a la insulina, pero ninguna disminución significativa de la glucemia en ayunas.

Las investigaciones no aportaron suficientes datos que relacionen el ayuno intermitente con la diabetes, la enfermedad cardiovascular, el cáncer u otras enfermedades crónicas como la enfermedad de Alzheimer. Tampoco demostraron que el ayuno en días alternos produzca mayor descenso de peso que los regímenes de calorías y alimentación equilibrada.
Este es un estudio que nos aporta unos datos más sobre el ayuno y su relación con el ciclo circadiano.

 

-Victoria Suéver-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s